0

Tu carrito está vacío

Maxomorra comienza su viaje en un pequeño pueblo en Suecia llamado Älmhult. Nuestra historia comienza en 2008, cuando el hijo pequeño del fundador Johan, Max, cumplió dos años. En ese momento, la ropa de los niños no era parte de un mundo colorido y divertido como lo conocemos hoy. Sus padres estaban decepcionados por la elección de la ropa con la que podían vestir al pequeño Max. Buscaban desesperadamente en todas partes un destello de colores brillantes y una señal de estampados divertidos. Ropa que no sea dañina para la piel de su pequeño hijo ni para el medio ambiente y que además no les arruine. Pero todos sus esfuerzos fueron en vano. Y así, nació la idea de Maxomorra.


En Maxomorra, creemos en hacer que el mundo sea un poco más colorido, divertido y amable. De hecho, nos importa especialmente la amabilidad: ser amable con el planeta, nuestro entorno y todas las personas maravillosas con las que estamos trabajando desde el comienzo de nuestro viaje. Y desde entonces, hemos estado haciendo todo lo posible para cuidarla, regarla y verla crecer y florecer a cambio. Cuatro años después de comenzar, pudimos cosechar los primeros frutos de nuestros esfuerzos: alcanzamos el gran hito de convertirnos en una marca certificada GOTS, gracias a nuestro compromiso de trabajar con materiales orgánicos, usar colores y tintes no tóxicos, proporcionar condiciones de trabajo decentes y pagar salarios justos.

Suscríbete y disfruta de un 5% de descuento