Tu tienda de productos Ecológicos, Bio, Comercio Justo y Local

0

Tu carrito está vacío

10 razones para amar la granada este otoño

septiembre 22, 2014

10 beneficios granada

Este ha sido el último fin de semana del verano, y como personalmente no soy mucho de despedidas, sino de reencuentros y de hasta-luegosrápidos, prefiero no llorar mucho ni despedirme con lágrimas o súplicas banales. En su lugar, le daremos la bienvenida a mi estación preferida: ¡el otoño!

¡Castañas, boniatos, hojas rojas y atardeceres eternos! Puede sonar típico, pero vamos a añadirle a la mezcla una fruta que muchos seguro que anotaréis en vuestra lista de la compra este otoño: ¡La granada!

La granada es originaria de una área que se extiende desde Irán hasta los Himalayas en el norte de la India, y es la fruta más antigua con un uso, registrada. Utilizada en diferentes culturas y religiones, la granada estaba presente en la mitología griega y persa, como símbolo de la vida, la salud y del matrimonio; en el antiguo Egipto y se la menciona hasta en el Antiguo Testamento!

Es un fruto muy divertido de comer, con una corona y una vestimenta roja, que guarda sus frutos en su interior: nutricional, antioxidante, y agria, pero dulce.

Hoy os presentamos 10 razones por las que deberíais añadir la granada a vuestra lista de OBLIGATORIOS de otoño!

1. ¡Es una súper-fruta!

Sus semillas eran utilizadas con propósitos medicinales durante miles de años. Tiene antioxidantes y vitaminas muy importantes y está demostrado que curan casi cualquier dolencia: ayuda al dolor de barriga, los sofocos de la menopausia, las hemorroides, la conjuntivitis, la osteoartritis, disminuye la presión arterial, estimula el sistema immunológico, mantiene a raya la gripe, reduce la inflamación, el riesgo de enfermedades del corazón y el colesterol!

2. ¡El zumo de la granada es bueno para el corazón!

Su jugo contiene antioxidantes de tanta potencia que protegen contra los ataques al corazón y los ictus, y además están en cantidades mucho más elevadas que otras fuentes de antioxidantes más conocidas, como el zumo de uva, de arándano o el té verde.

3. ¡Ayuda a luchar contra el cáncer de próstata y la diabetes!

Beber zumo  de granada reduce la absorción de oxidado colesterol "malo"  por las células inmunes, lo cual es un factor importante que contribuye a la aterosclerosis.

4. ¡Se pueden hacer vinos de postre!

En 2003, se produjeron sólo 2.000 botellas de vino de granada para probar el mercado. Hoy en día, se envían desde Israel, principal productor de este tipo de vino, más de 720.000 botellas a todo el mundo.

5. ¡Hay diferentes variedades de granada!

Algunas son más dulces; otras aguantan más tiempo. Si no te gusta una, prueba otra!

6. ¡Mejora tu inmunidad y es eficaz contra la alergia!

Hay compuestos de polifenol en las granadas que tienen propiedades para reducir los procesos bioquímicos asociados con los síntomas de la alergia. Además una granada de medida normal contiene el 15% de la vitamina C diaria que debemos tomar, la cual es genial para el sistema inmunológico!

7. ¡Te mantienen joven y son muy saludables para tu piel!

En la antigüedad, los herbolarios chinos tenían su propio tratamiento de longevidad... lo adivináis? ;) ¡Sí! ¡El jugo de granada! El aceite de granada es una rica fuente de ácido púnico y vitamina C, y su aplicación evita las arrugas mejorando el tono de la piel y su elasticidad! Se utilizan en cremas, tintes anti-envejecimiento, aceites para masajes, mascarillas y tónicos!

8. ¡Fortalece los folículos del pelo!

Beber jugo de granada ayuda a fortalecer los folículos del cabello. El extracto de granada se utiliza a menudo para tratar la pérdida de cabello. También mejora la circulación en el cuero cabelludo, estimulando así el crecimiento del cabello.

9. ¡Llenas de simbolismo!

Los griegos llamaban a las granadas la "fruta de los muertos," en relación con la historia de Hades que engañó a Perséfone  a comer sus semillas con el fin de mantenerla como su esposa.Los antiguos egipcios vieron la granada como un símbolo de la prosperidad y la ambición. En el judaísmo, simboliza la fecundidad, y en el hinduismo la prosperidad y la fertilidad.

10. ¡Para colmo...!

Por último, la razón más importante y obvia de todas: ¡¡¡SABEN ESTUPENDAMENTE!!!


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.