Tu tienda de productos Ecológicos, Bio, Comercio Justo y Local

0

Tu carrito está vacío

5 malos hábitos que también son perjudiciales para el medio ambiente

septiembre 03, 2017

5 malos hábitos que también son perjudiciales para el medio ambiente

Pasa más veces de las que nos imaginamos, que nuestros pequeños vicios afectan a alguien más que a nosotros mismos, sin embargo, ¿te has parado a pensar en los efectos que tienen estos hábitos contra el medio ambiente? Para un planeta más feliz y más saludable, te recomendamos romper con estos 5 malos hábitos, ¡para siempre!

 

1. Fumar

fumar

Por si necesitaras otra razón para dejar de fumar: plantar, producir y fumar tabaco tiene un coste medioambiental altísimo, de acuerdo a un nuevo estudiode la Organización Mundial de la Salud (OMS). Producir cigarillos causa deforestación, dejando la tierra sin nutrientes esenciales. Después de consumidos, los cigarros y sus colillas, se convierten en residuos tóxicos no biodegradables. Fumar, además, también libera contaminantes - cómo amoniaco, nicotina, dióxido de carbono, metano y otros óxidos nitratos- en el medio ambiente, que entran en nuestros pulmones o en los de nuestro alrededor , al fumar. Además hay que tener en cuenta el coste humano de fumar: cada año se especula que $1.4 trilliones es gastado en gastos médicos y pérdida de productividad.

"El tabaco no sólo produce cáncer de  pulmón en las personas, también se lo produce a la Tierra" Dr. Armando Peruga.

2. Tirar residuos eléctricos 

¿Qué haces cuando pierdes o rompes tu móvil? Lo reemplazas. Pero ¿qué pasa cuando has reemplazado el antiguo móvil? Por lo general acaba en un armario o cajón, generando más residuo. Hoy día, hay más móviles que personas en el mundo. Pero incluso siendo el 70% de los móviles reciclables, tan sólo acabamos reciclando entre un 14-17% al año. El resto, acaba encontrando su camino a la basura. Cuando los teléfonos o materiales electrónicos no son reciclados o retirados correctamente, el material tóxico del que están compuestos pueden causar daño al medio ambiente y a la salud de las personas. Estas toxinas, incluyendo mercurio, arsénico, cadmio, clorino y bromino, puede desprenderse en la tierra y en las fuentes de agua, contaminando el agua potable y otras plantas, y causando enfermedades en los seres humanos, cómo cáncer.  

 

3. Comer en exceso

La cantidad media de comida que es servida en restaurantes, cadenas de comida rápida y tiendas de comida, ha incrementado un 138% desde 1970. Eso significa que estamos comiendo porciones más grandes de comida hoy de lo que hacíamos hace 50 años, y por lo general no sabemos cómo deber ser la cantidad ideal y saludable de una porción.  Esto puede desembocar en que compremos mucha más comida de la que comeremos, y toda la comida que sobre, acabará en la basura.  La ratio de sobrepeso y obesidad en el mundo está incrementando de manera preocupante. Todavía hay más: los deshechos de comida que esperan a ser procesados, o que acaba en vertederos, liberan gas metano, un gas de efecto invernadero 25 veces más peligroso para el medio ambiente que el dióxido de carbono.  

 

4. Coger un taxi/uber, cuando puedes caminar, ir en bici o en metro

Hay muchas veces que es mucho más tentador coger un coche, o llamar un taxi para ir a algún lugar, cuando existe la alternativa de poder ir en bici o andando. Sin embargo, escoger no coger el coche puede ser una manera muy simple de evitar innecesarias emisiones de gas de efecto invernadero. Un coche normal, libera 4 toneladas de dióxido de carbono al año, y este gas es un gran contribuyente a acelerar y empeorar el cambio climático, sin contar nuestra salud (cáncer, problemas respiratorios, obesidad, infartos, y sedentarismo).    

5. Comer comida rápida 

Comida rapida

No es ningún secreto que la comida rápida es mala para tu cuerpo. Las altas calorías y grasas no saturadas no sólo hacen que tu cadera se ensanche, sino que tiene otros efectos malignos para tu salud. Científicos han relacionado la comida rápida a los dolores de cabeza, depresiones, y  envejecimiento prematuro, entre otras cosas. Si los diferentes y escalofriantes vídeos de cómo se produce la comida basura que circulan por internet no te han hecho dejarla de lado, quizás quieras pensar en el medio ambiente y en lo que supone el generar y consumir comida basura. En 2011, la mitad de los residuos de los contenedores provenían de comida basura o de cadenas de restaurantes. Las empresas de comida rápida todavía producen una cantidad enorme de residuos -desde su manufactura, a sobras de comida. El proceso de hacer un sólo Big Mac, es de 1-3.5 kg de  emisiones de CO2, sin tener en cuenta que muchos de estos restaurantes de comida rápida todavía generan su packaging con espuma de poliestireno, el cual puede tardar hasta 900 años en descomponerse.   Muchos de estos vicios los cometemos cada día, y algunos más que otros. Las buenas noticias es que todos estos habitos pueden superarse con un poco de cnciencia y dedicación, y esto, el mundo entero te lo agradecerá.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.