0

Tu carrito está vacío

¡A cultivar el otoño e invierno!

octubre 19, 2012

tomillo

En Olokuti, podrás encontrar una variedad de semillas BIO.  

Por ejemplo germinados como la alfalfa, se pueden cultivar todo el año y en lugares cerrados y también plantas medicinales como el tomillo u orégano.  Si el problema es el espacio, también tenemos variedad en mesas para huertos urbanos!

Por ejemplo el blog 'El balcón verde'nos aconseja cómo cultivar hortalizas en ésta época del año:

Guisante. Se puede empezar a sembrar de Agosto a Noviembre. Un detalle importante, para acelerar la germinación de la semilla, se puede poner en remojo unas horas antes de la siembra.

Perejil. No soporta el frío intenso, por lo que es recomendable cultivarlo a finales de invierno. En clima templado  se podrá cultivar con más tranquilidad o también se puede cultivar en el interior.

Puerro. En climas templados puede cultivarse casi todo el año. La época de la siembra sería de Marzo a Octubre. Una nota muy interesante, tiene una raíz corta y superficial, por lo que es adecuado para cultivar en macetas.

Rábano.Es como el puerro, se puede cultivar todo el año en climas templados, evitando las heladas. Y también se puede sembrar de Marzo a Noviembre.

Remolacha. Es igual que puerro y el rábano, la siembra es de Marzo a Octubre

Rúcula. Necesita temperaturas suaves, así que evitaremos el frío del invierno. Se puede sembrar entre Febrero y Octubre.

Zanahoria. Le gustan las temperaturas suaves, aunque resiste algunas heladas. Se puede sembrar de Febrero a Noviembre.

También se recomienda cultivar para ésta época:

Acelgas: Se pueden sembrar todo el año, simplemente tenemos que tener cuidado con la siembra y transplante en época de temperaturas muy altas o muy bajas. Se siembran en grandes cantidades para conseguir hojas frescas que están listas a partir de los 50 días. Las raíces crecen mucho por lo que es bueno mezclarlas con lechuga, coles, cebolla y ajo. Deberemos evitar otras hortalizas de la misma familia como la remolacha y las espinacas.

Espinaca: Es de ciclo bastante corto, ya que su cosecha se hace transcurrido unos 40 días. Es bueno plantarlas asociadas a plantas de ciclos largos como el tomate, la berenjena en la primavera o la cebolla y la col en otoño. A fines de verano y fines de invierno, es mejor su cultivo.

Lechuga: Se pueden sembrar todo el año, pero en verano tiene un espigado prematuro. Dependiendo de la variedad de lechuga, tendremos éxito en las distintas temporadas del año. Desde la siembra hasta el transplante se necesita como mínimo un mes. Y ojo, puedes sacar solo las hojas dejando la raíz, para que vuelva a brotar. Es muy aconsejable asociar la lechuga con otros cultivos más largos como la cebolla o el tomate, de modo que, una vez cosechada la lechuga, los otros cultivos ocuparan su espacio.

Apio: Acepta bien el frío, por lo que se puede plantar en invierno aunque florece antes. La germinación es lenta y necesita de mucha agua, así que no puedes descuidar el riego. Debes evitar juntarlo con la zanahoria o el perejil.

Repollo: Es preferible trasplantarlo durante la primavera o el otoño y evitar los meses de verano. El trasplante a finales de verano o principios de otoño permite tener ocupado el huerto durante los meses de invierno. También se puede trasplantar a finales de invierno. Tras tres meses se puede cosechar. Es bueno asociarla con cultivos de ciclo rápido como la espinaca.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Suscríbete y disfruta de un 5% de descuento