Tu tienda de productos Ecológicos, Bio, Comercio Justo y Local

0

Tu carrito está vacío

Cómo hacer papel reciclado - Actividades de verano

agosto 17, 2015

Cómo hacer papel reciclado - Actividades de verano

Una buena manera para entretener a los niños este verano, es darles algo que puedan crear y  tener entre sus propias manos. Y si a la vez aprenden historia universal y se les introduce en la ética sostenible, muchísimo mejor, ¿no creéis? Saber cómo preparar nuestro propio papel reciclado puede ser toda una ayuda para el medio ambiente, y para nuestra creatividad. Los antiguos egipcios inventaron el primer papel de la historia, el papiro.

Los rollos de papiro se hacían tomando secciones de la parte interior del tallo de papiro, aplanándolo y después golpeándolo hasta conseguir una lámina dura y delgada. La palabra "papel" viene de la palabra "papiro", pero el papel que hoy conocemos fue inventado por Cai Lunen el año 105, Se cree que mezcló cáñamo, corteza de morera, y trapos con agua, creando una mezcla de puré. Lo prensó, le quitó el líquido y finalmente lo colgó a secar al sol. De esta manera tan simple e ingeniosa, nació el papel, una herramienta que desencadenó una de las grandes revoluciones de la comunicación  de la humanidad.

A continuación encontrarás una receta sencilla para crear papel reciclado. Si es la primera vez que haces papel, no tengas miedo de experimentar con diferentes fibras! Periódico, hojas usadas, folletos... No tienes porque ceñirte a los típicos productos relacionados para crear papel. También puedes añadir a la mezcla trozos de hojas, flores, hilos, papel de aluminio e incluso semillas para hacer de tu papel reciclado, el papel reciclado más especial. Como hemos dicho, no temas en experimentar con diferentes texturas, después de todo, eso es exactamente lo que hizo Cai Lun!
Receta simple:
Se puedes usa muchos tipos de papel, como por ejemplo:
  • Papel de ordenador (no impreso)
  • Periódico (Si quieres un papel de color grisáceo)
  • Revistas
  • Cartones de huevo
  • Tarjetas Viejas (Para un papel más pesado)
  • Papel higiénico
  • Bolsas de papel
  • Papel de oficina
  • Papel de seda (Para papel más fino)
  • Servilletas
Ingredientes
  • Esponja
  • Un molde (de vidrio)
  • Estructura de madera (marco viejo)
  • Cuenco o recipiente de plástico (lo suficientemente grande para sumergir el marco)
  • Batidora (Para la fabricación de pasta de papel)
  • Fieltro blanco
  • Grapas o chinchetas (para inmovilizar el marco)
  • Almidón líquido (opcional)
Instrucciones:
1. Seleccione los pedazos de papel para reciclar. Incluso puedes mezclar diferentes tipos para crear tu propio papel.
2. Extraiga el papel en pequeños trozos y coloque en la licuadora. Llene la licuadora con agua tibia. Ejecute la batidora lentamente al principio y luego aumente la velocidad hasta que la pulpa tenga una textura suave y bien mezclada. (30 -40 segundos) Compruebe que no hay grumos de papel . Si los hay, mezcle más tiempo.
3. El siguiente paso es hacer un molde. El molde, en este caso, se hace simplemente depositando una capa encima del molde de vidrio con un marco de madera y unido al molde. Debe estar lo más unido a compacto posible.
4. Llene el cuenco con agua hasta la mitad . Añada la pulpa a la batidora. (Cuanto más pulpa se agregue, más grueso acabará siendo el papel).  Revuelva la mezcla.
5. Ahora es el momento de añadir el almidón líquido para el dimensionamiento. (Esto no es necesario, pero si el papel se va a utilizar para escribir, debe añadir un poco, ya que el almidón ayuda a prevenir que la tinta se extienda por las  fibras de papel. ). Revuelva con 2 cucharaditas de fécula, la pulpa.
Coloque el molde en la pulpa y luego nivele mientras se está sumergido. Menee suavemente de lado a lado hasta que la pulpa en la parte superior de la pantalla aún se vea.
6. Levante lentamente el molde hasta que esté por encima del nivel del agua. Espere a que la mayor parte del agua se ha drenado de la nueva hoja de papel. Si el papel es muy grueso, elimine algunos de los pulpos de la bañera. Si es demasiado delgada, añada más pasta y revuelva la mezcla de nuevo.
7. Cuando se detenga el goteo del molde, coloque suavemente un borde en el lado de un cuadrado de tela (fieltro o franela cuadrada). Vaya colocando el molde de forma plana, con el papel directamente sobre la tela. Use una esponja para presionar la mayor cantidad de agua posible. Escurra el exceso de agua de la esponja de nuevo en la gran bañera de plástico.
8. Ahora viene la parte difícil. Sostenga la tela cuadrada y levante lentamente el borde del molde. La hoja húmeda de papel debe permanecer en la tela. Si se pega al molde, puede haber tirado al agua lo suficientemente rápido o no presionado correctamente.Tranquilo, se necesita un poco de práctica. Puede presionar suavemente las burbujas y los bordes sueltos.
9. Repita los pasos anteriores, y la pila de los cuadrados de tela en una bandeja de horno. Guarde un cuadrado de tela para colocar en la parte superior de la pila para cubrir el último pedazo de papel. Utilice otra bandeja de horno para presionar el agua restante de la pila.
10. Después de presionar la pila, separar suavemente las hojas. Se pueden secar en un tendedero o colocándolas sobre hojas de periódico. Cuando se hayan secado retiralos de la tela y ¡voilá! ha creado su propio papel!

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.