Tu tienda de productos Ecológicos, Bio, Comercio Justo y Local

0

Tu carrito está vacío

Consejos para ahorrar con el lavavajillas

marzo 17, 2014

ahorro agua

Muchas veces nos preguntamos qué es más ecológico, ¿fregar los platos a mano o utilizar el lavavajillas? Pues bien, depende de cómo lo hagamos. Generalmente se ahorra más agua y energía poniendo el lavavajillas y más si cuando fregamos tenemos esa manía inconsciente de dejar correr el agua cuando aún estamos con el estropajo.

Nos cuenta la OCU que un estudio del Canal de Isabel II (sociedad responsable de la gestión del ciclo integral del agua en la Comunidad de Madrid) pone de manifiesto que utilizando el lavavajillas se consigue un ahorro de 30,6 L. de agua diarios frente al lavado manual, de los que además 27,4 L. por día son de agua caliente.

Si preferimos lavar los platos a mano (o simplemente si no tenemos lavavajillas), el mejor consejo sin duda es llenar con agua el fregadero y utilizarlo para enjabonar los platos. Una vez esté todo fregado aclarar con agua. No es un consejo revelador, sin duda, pero conviene de vez en cuando recordarlo para concienciar sobre el problema del agua e intentar ahorrar unos cuantos litros.

Si utilizamos lavavajillas sí que podemos seguir una serie de consejos que nos permitirán ahorrar agua y sacarle el máximo partido de limpieza. Toma nota:

· Antes de colocar la vajilla en el lavaplatos, puedes limpiar los restos de comida con una servilleta o un trapo.

· No hay nada mejor que la organización. Optimiza el espacio del lavaplatos permitiendo que quepa el mayor número de piezas pero evitando que se toquen entre sí.

· Coloca la cubertería en un cestito.

· Mejor poner lavados completos que medias cargas. En este caso 2 medias cargas consumen más que 1 carga completa.

· Asegúrate que ningún utensilio toque las aspas para que puedan girar sin problema.

· Pon la dosis correcta de detergente: Si pones poco no se limpiará bien, mientras que si pones demasiado detergente no aumenta la eficacia de lavado pero sí que desperdicias producto.

· Comprueba que el nivel de sal y de abrillantador es el correcto. Ayudan a mejorar el lavado y secado de la vajilla.

· Si tienes programa “Eco” utilízalo, ya que ayuda a ahorrar agua y energía. Se puede combinar con un buen detergente que lave a baja temperatura.

· No abras la puerta del lavavajillas inmediatamente una vez haya finalizado el programa de lavado. Espera media horita, ya que el vapor acumulado ayuda a que se evaporen los restos de humedad.

· Conviene sacar y limpiar el filtro una vez por semana. No solo se consigue una mejor limpieza sino que también permite ahorrar agua.

· Cada medio año también conviene sacar las aspas y limpiar las ranuras para mejorar el lavado.

Son consejos sencillos pero muy efectivos. Eso sí, ya sea a mano o con máquina lavavajillas, cuanto más agua podamos ahorrar, mucho mejor… también para nuestro bolsillo.

Te proponemos conocer más productos para lavar la vajilla, a mano o a máquina.

Fuente: OCU.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.