0

Tu carrito está vacío

Dile sí al yoga

febrero 18, 2020

Dile sí al yoga

Cuando descubras, si eres de los que todavía se resisten a ello, los beneficios físicos, emocionales y mentales que esta disciplina puede proporcionarte vas a querer incluirlo en tu vida y no podrás dejar de practicarlo, porque el yoga es una “medicina” para el cuerpo y la mente. ¿Necesitas motivos? Aquí van 5 pero tienes muchas más razones, y cuando te pongas con ello lo comprobarás.

Bye bye estrés. El yoga puede ayudarte a liberar tensiones, librarte de la ansiedad, combatir el estrés y las consecuentes enfermedades que estas generan. Esto se debe, en parte, a que cuando ejercitas el cuerpo liberas endorfinas. Y esto, combinado con la filosofía de esta disciplina, contribuirá a que veas los problemas desde otra perspectiva. El hecho que te centres en tu cuerpo y despejes la cabeza mientras lo practicas permitirá que te olvides de los pensamientos que te agobian durante un tiempo. Si dejas la mente tranquila y te preocupas únicamente de hacer bien los movimientos y las posturas, lograrás combinar los beneficios de estas a nivel físico y los de la meditación para liberar la mente de todo lo negativo.

Mejor salud.Esa combinación entre las posturas y la mente es ideal para alcanzar un óptimo estado de salud. La principal razón para ello es que con el yoga aprendes a respirar de forma correcta, mejoras tu postura y logras alcanzar un estado de bienestar general. En este sentido, el sistema inmunológico se verá beneficiado al conseguir controlar los niveles de estrés. Muchas de las posturas las posturas (asanas) de esta disciplina fomentan, además, el buen funcionamiento del metabolismo y del sistema circulatorio. Se trata de un ejercicio perfecto que te fortalecerá por dentro y por fuera.

  

Más flexibilidad. Si eres de los que piensas que nunca podrás practicar yoga por la complicación de sus posturas, sentimos decirte que te equivocas. Te aseguramos que practicándolo de manera habitual y siendo constante, poco a poco, tu cuerpo se irá volviendo más flexible. Y sí, aquellas posturas que te parecían imposibles, pasarán a formar parte de tu rutina. El yoga es un ejercicio progresivo, ya verás todo lo que tu cuerpo es capaz de hacer.

Ejercicio completo y de bajo riesgo.Glúteos, brazos, espalda… Con el yoga ejercitas todo el cuerpo y puedes trabajar cualquier parte con esta disciplina. Además tus articulaciones y músculos no se verán afectados por el impacto que pueden generar otros deportes. El yoga, al hacerse de forma gradual, la elasticidad y flexibilidad de los músculos se va consiguiendo poco a poco, por lo que el riesgo de sufrir una lesión se reduce mucho. Esto convierte al yoga en un ejercicio perfecto para diferentes estados físicos y diferentes edades. A esto súmale, además, que cualquier lugar es bueno para practicarlo. El salón de tu casa, la playa, en plena naturaleza, en un gimnasio… Solo es necesario que encuentres el tuyo, aquel en el que te sientas cómodo/a y tranquilo/a. ¿Qué más puedes pedir?


Dulces sueños. Dormir bien es uno de los pilares fundamentales de nuestro bienestar. El yoga, de igual modo que ayuda a combatir el estrés, también es bueno para luchar contra el insomnio y ayudarte a dormir más y mejor al facilitar que nuestra mente desconecte. De hecho, existen una serie de técnicas de respiración y relajación conocidas como Pranayama que alivian la tensión en el cerebro y facilitan la conciliación del sueño, a la vez que aumentan la calidad del mismo, por lo que tu nivel de energía será mayor.
 

Fotos: Unsplash. Pixabay

 

 


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Suscríbete y disfruta de un 5% de descuento