0

Tu carrito está vacío

El consumo de pescado también puede ser sostenible

enero 24, 2013

pesca sostenible

Greenpeace denuncia que los océanos no pueden soportar el ritmo de pesca actual por lo que si se quiere garantizar el futuro de la biodiversidad marina y de todas aquellas personas que viven de este recurso natural, sólo hay un camino, el de la pesca sostenible. Normalmente, a lo hora de comprar pescado, a menos que tengamos conocimientos específicos del tema, andamos todos un poco perdidos y no sabemos bien bien a qué se refieren cuando oímos hablar de aquella pesca cuyas prácticas son agresivas con el medio ambiente, y por otro lado, que también existe otro tipo de pescado que proviene de un tipo de pesca ecológicamente responsable y sostenible.

Muchos sabemos, por ejemplo por lo que vemos en la noticias, que el atún rojo, utilizado en Japón y en el extremo Oriente para elaborar platos de sushi, está muy amenazado. O bien, también sabemos que la pesca de arrastre, bastante extendida hasta hace poco en el mar Mediterráneo, arrasa y destruye el suelo marino, pero ¿sabemos algo más? ¿Qué especies podemos consumir de manera responsable? o ¿cuáles son cuyas poblaciones son más abundantes? O por el contrario, ¿qué especies están en peligro de desaparecer? ¿Qué métodos de pesca son los nocivos y los menos nocivos?

¿Qué es la pesca sostenible?

Greenpeace define la pesca sostenible como: "Una pesquería (es decir, todas las actividades relacionadas con la pesca) sostenible es aquella que puede mantenerse de forma indefinida sin comprometer la viabilidad de la población de la especie objetivo y sin ejercer un impacto negativo sobre otras especies dentro del ecosistema, incluidos las personas.

Si bien la complejidad y escala de la actual crisis pesquera implican que no existe una solución simple y única, Greenpeace ha elaborado una serie de Principios para una Pesca Sostenible basados en el Código de Conducta para la Pesca Responsable de la FAO. Según estos principios, una pesquería sostenible: está gestionada desde una perspectiva centrada en el ecosistema ayuda a proteger especies y hábitats sensibles mantiene las poblaciones de todas las especies objetivo en un nivel saludable utiliza métodos de pesca selectivos mantiene la biodiversidad de las otras especies asociadas a la pesquería minimiza el consumo de energía, productos químicos y residuos opera de manera social y económicamente justa y responsable facilita siempre el origen de todo su pescado desde el punto de captura hasta el punto de venta."

Una vez que entendemos exactamente y nos hacemos cargo a qué se refieren con pesca sostenible, nos preguntamos:

¿Cómo reconocer el pescado sostenible en los mercados o supermercados?

logo MSC españa
Si nuestra intención es comprar un pescado congelado o en conserva, es decir, generalmente en lata, existen varios sellos que figuran en el envase, pero el más reconocido internacionalmente es el de Marine Stewardship Council (MSC). Se trata de una organización sin ánimo de lucro que ha desarrollado los estándares para la pesca sostenible más reconocidos y fiables que hay actualmente. Se trata de un certificado, un sello, que garantiza que el pescado en cuestión proviene de una pesca gestionada de forma sostenible y que las empresas implicadas se han sometido a la evaluación de los expertos del MSC.
mercado pescado
Si, por otro lado, lo que queremos es comprar pescado fresco, tanto en el mercado como en un supermercado o hipermercado, WWF Españanos ofrece en su web una guía muy útil de consumo responsable de pescado pasa saber más o menos qué especies marinas están en mayor o menor riesgo. Hacen una clasificación de “pescado recomendado”, del “pescado aceptable” y del “pescado no recomendado”:
- El pescado recomendado es esa especie no sobre-explotada y cuya captura no tiene un impacto o es muy leve sobre los ecosistemas. O bien, provienen de instalaciones de acuicultura responsable con escaso impacto en el medio. Por ejemplo: almejas y berberechos, arenque del Atlántico, bacalao de Islandia, centollo, esturión, beluga y caviar, mejillones, navajas, nécora, sardina, trucha arcoiris, rodaballo de crianza, etc.
- El pescado aceptable es aquel en el que existen problemas ambientales asociados con su captura o cultivo, por lo que nos recomiendan un consumo moderado. Por ejemplo: la anchoa y el boquerón, la caballa o verdel, el calamar común, la chirla, las cigalas, el lenguado, la dorada, la lubina, la gallineta, el pez espada, el emperador, el salmonete, la sepia, etc.
- El pescado no recomendado es aquel cuya población está sobre-explotada o agotada, y/o su captura es muy destructiva. O bien, procede de una acuicultura que daña gravemente los ecosistemas. Por ejemplo: el atún rojo, el bacalao del norte, el besugo, el fletán o halibut, el pez espada del Mediterráneo, el rodaballo salvaje, las rayas, el rape del Atlántico, el mero cherna de ley, etc.
En esta guía de consumo responsable nos ofrecen este listado mucho más ampliado y con la posibilidad de conocer más de cerca cada de una de estas especies. En su página web, al clicar en una especie, tendremos la descripción de la especie, detalles de su ecosistema y los problemas asociados a su pesca.
sardinas portugal
Afortunadamente, podemos leer muchas noticias, como ésta publicada en El País, (del pasado 20 de septiembre de 2012), en las que se habla de que en los últimos años, en España, grandes cadenas de supermercados como Eroski, Lidl o el Corte Inglés han empezado a introducir en su oferta productos con el certificado MSC. Así como, también podemos leer que grandes marcas como Findus o Isabel ya han comenzado a comercializar algunos de sus productos, pero no todos, con este certificado de sostenibilidad. Sin embargo, recordemos que al final de esta cadena de consumo, estamos nosotros, los consumidores, los que en el mismo acto de comprar productos sostenibles ya estamos enviando el mensaje a los grandes de que optamos por un consumo responsable porque eso es lo que queremos.
Más información en:

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.