Tu tienda de productos Ecológicos, Bio, Comercio Justo y Local

0

Tu carrito está vacío

Estas Navidades, juguetes seguros para nuestros niños

diciembre 10, 2012

seguridad juguetes

A modo de ejemplo, destacamos que la asociación internacional de organizaciones femeninas y de defensa del medio ambiente WECF (Women in Europe for a Common Future) hará un año publicó un informe en donde habían analizado 29 juguetes vendidos en Francia, Alemania y Holanda, y los resultados dieron que muchos de los compuestos utilizados en su fabricación podían ser perjudiciales. Si bien sería profundamente injusto considerar que estos resultados reflejan la globalidad de la industria juguetera, que por lo general sí cumplen la normativa y ofrecen garantías de la calidad de sus productos, también pensamos que no está demás recordar ciertos puntos importantes para estar atentos y reconocer si un juguete entraña o un peligro para nuestros niños.

Éstas son algunas de las pautas que las asociaciones de consumidores nos plantean a la hora de comprar y  usar un juguete:

- Hay que prestar atención a las etiquetas que presentan los juguetes, puesto que obligatoriamente tienen que mostrar: el sello CE, que significa que el producto cumple con las normas de seguridad de la Comunidad Europea; el nombre y la marca del producto; la razón social y la dirección del fabricante o importador; las instrucciones y advertencias de uso; y, en caso de tratarse de juguetes eléctricos, se debe especificar su potencias máxima, la tensión de alimentación que precisan y su consumo energético.

patito de goma

 

- También hay que consultar en la etiqueta la edad del niño para la cual está aconsejado el uso del juguete.

- Uno mismo tiene que  comprobar la calidad del artículo. Por ejemplo, si compramos un peluche, hemos de comprobar que los ojos, las orejas, etc. estén bien cosidos o pegados, sin que haya peligro de que se desprendan. Sabemos que los más pequeños tienen tendencia a tragarse las cosas y esto puede entrañar el peligro de asfixia

- También hemos de mirar la sujeción de las partes del juguete. Hay que observar, por ejemplo, que el "pito" de los juguetes de goma que suenan no pueda desprenderse y ser tragado. Debe estar fabricado todo en una sola pieza.

- Hemos de evitar accidentes,  especialmente con los niños menores de seis años, con aquellos juguetes que contengan piezas pequeñas. Es decir, el juguete debe ser lo suficientemente grande para que no pueda ser tragado.

- Los juguetes para bebés deben estar fabricados con materiales irrompibles, además deben evitarse aquellos que estén pintados o barnizados.

- Evitemos juguetes que tengan bordes afilados, cortantes o en punta, principalmente para los niños menores de ocho años.

-  Hemos de leer las instrucciones y advertencias de los cargadores de baterías. Algunos carecen de mecanismos para prevenir el recalentamiento, y las pilas también pueden ser la causa de graves accidentes.

- Los juguetes que  se conectan a la corriente eléctrica deben tener un enchufe de seguridad.

- En cuanto a las pilas y baterías de los juguetes, la tarea de cargarlas debe ser siempre supervisada por un adulto. No hay que permitir que el niño pequeño maneje pilas o adaptadores.

- Si compramos cometas u otros juguetes voladores, debe constar una advertencia de que no debe ser utilizado cerca de las líneas eléctricas.

- O bien, si compramos juguetes náuticos, deben consejos de cómo se utilizan en el agua, y siempre bajo la supervisión de un adulto.

-  En relación a los juegos con experimentos químicas, dirigidas a mayores de 10 años, deben contener advertencia de que contienen sustancias peligrosas.

- Respecto a los juguetes sobre ruedas, patinetes o patines, siempre deben utilizarse acompañados de un casco y un equipo de seguridad adecuado al tamaño del pequeño.

- Hemos de tener precaución con los juguetes que se parecen a comida de verdad, puesto que los niños por descuido o desconocimiento pueden intentar comérselos.

-  Hemos de vigilar con los juguetes con proyectiles ya que no están indicados para los niños pequeños. El uso inadecuado de esos juguetes podría causar serias lesiones en los ojos.

- También debemos tener cuidado con el embalaje. Una vez se abran los regalos, hemos de desechar todas las envolturas plásticas para evitar que se conviertan en artículos dañinos para jugar.

- Por último, hay que tener especial cuidado, como nos indica la WECF, con los cosméticos para niños debido a que suelen contener sustancias alergénicas, perturbadores hormonales y metales pesados. Cuando se fabrican este tipo de productos es necesario tener en cuenta su potencial uso por parte de los niños, pero a veces no es así.

Más información:

www.guiainfantil.com

www.ladyverd.com

www.wecf.eu

www.joguinasegura.coop


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.