0

Tu carrito está vacío

¿Frío? Cómo calentar nuestra casa de forma sostenible

diciembre 05, 2012

ahorra calefacción

Antes de pensar en calentar nuestra casa o nuestro lugar de trabajo, resulta diez  veces más barato y efectivo aislarla.  Si la vivienda fue construida antes de 1980, posiblemente no tenga protección térmica alguna y las instalaciones pueden ser  ineficientes energéticamente. En vivienda saludable, nos dan algunos consejos sobre aislamientos, sobre todo resaltan el aislamiento de muros y ventanas, recomendando el  doble acristalamiento térmico, aseguran que la diferencia es abismal.

Por otro lado en ecoinventos.com, nos recomiendan:

- No abrir las ventanas con la calefacción encendida.

- Cerrar las persianas y las cortinas por la noche, así evitaremos fugas de calor. - Revisar el estado de las ventanas, el 30% de la calefacción se pierde debido a perdidas por el mal estado de las ventanas.

- No tapar las fuentes de calor.

- Instalar un termostato en la calefacción y regulalo para una temperatura de no más de 20ºC en invierno, el aire acondicionado en 25ªC y el agua caliente en 35ºC.

- Revisar periódicamente el estado de la caldera.

- Limpiar regularmente los radiadores y aparatos de climatización por dentro y por fuera, incluidos los filtros. Además nos recomiendan calderas de baja temperaturay de condensación con rendimientos superiores a las convencionales que, a pesar de ser más caras, pueden producir ahorros de energía superiores al 25%, lo que hace que se pueda recuperar el la inversión en un corto espacio de tiempo.

-Una vivienda bien aislada contra el frío puede generar un ahorro de entre un 50% y un 90%, dependiendo de ubicación, estructura, etc. Haz especial hincapié en techo, paredes y suelo.

- Para ventilar la habitación es suficiente con tener la ventana abierta durante 10 minutos.

- Usar materiales respetuosos con el medio ambiente.

- Colocar alfombras sobre los suelos en invierno y guárdalas en verano.

- Cerrar los radiadores que no se necesiten  y apagar completamente la calefacción si la casa va a estar desocupada.

- Cerrar las puertas de las habitaciones que no se usan, trasteros, dormitorios de invitados, etc.

- Apagar la calefacción por la noche y usar una manta más a cambio.

- En cuanto a energías para utilizar, escogerlas en este orden: solar, biogás, biomasa, leña, gas natural, propano o butano. Evita la electricidad.

Además, en Olokuti también puedes encontrar algunas soluciones de ahorro:

- Kit reflectante para radiadores: unos paneles que reflectan el calor de la calefacción evitando que la pared absorba el calor y se desperdicie esta energía.

- Booster para radiador: diseñado para distribuir rápida y uniformemente por la habitación el calor producido por el radiador, mediante un ingenioso ventilador.

- Indicador de calor radiadores: Con este detector no tendrás problemas para ver cuando su radiador supera los 40 grados. Esto significa que ya no será necesario que recorras de radiador en radiador para tocarlos y saber si están demasiado calientes.

Así que, si lo que queremos es ahorrar sin pasar frío, es importante tener en cuenta los anteriores aspectos y adecuar alternativas prácticas tanto de sistemas de calefacción, como de aislamiento térmico según el tipo de vivienda que queramos acondicionar.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Suscríbete y disfruta de un 5% de descuento