Tu tienda de productos Ecológicos, Bio, Comercio Justo y Local

0

Tu carrito está vacío

Haz de tu lugar de trabajo una oficina verde

enero 09, 2013

Oficina verde

Normalmente hablamos de consejos sobre cómo hacer más ecológicos nuestros hogares y pocas veces nos acordamos de ese espacio tan presente e importante en la vida diaria de muchísima gente como es la oficina.

Pensemos que un trabajador puede estar de media de 8 a 10 horas diarias durante 5 días a la semana. Es mucho tiempo y  por eso queremos dedicar este post para ofrecer opciones a aquellos que estén interesados en realizar cambios y adoptar la cultura ecológica.

Seguir consejos como éstos no sólo se traduce en ayudar al medio ambiente si no que también en un ahorro económico de la empresa y el bienestar y salud de los trabajados. Así pues, a todos los implicados les interesa.

Hemos recopilado en Internet esta serie de medidas al alcance de todos.

Antes de entrar por la puerta de la oficina, ya nos podemos plantearnos el desplazarnos de forma ecológica al trabajo. Siempre hay varias opciones para ir a trabajar. Podemos usar el transporte público mientras sea posible o bien compartir coche con otros compañeros organizándonos por turnos. También nos podemos plantearnos la posibilidad de desplazarnos en bicicleta o sencillamente ir  caminado, con esto también ganaremos salud. Para los viajes de negocios, podemos alquilar vehículos híbridos y buscar hoteles respetuosos con el medio ambiente.

Una vez sentados en nuestra mesa de trabajo, podemos reducir nuestro papeleo trabajando nuestros documentos y haciendo, mientras sea posible, copias en formato digital de todos nuestros archivos, si necesidad de imprimirlo todo y acumular papeles y más papeles. En formato digital, nuestra documentación tan sólo ocupa espacio en un disco duro y con la llegada del cloud computig podemos llevarnos nuestro trabajo a cualquier lado y compartirlo con los demás sin problemas.

 teclado verde

Y donde no llega la tecnología digital, podemos hacer un uso responsable de lo que se conoce como consumibles. Nos referimos al uso de papel reciclado, lápices biodegradables, carpetas, grapadoras sin grapas y otros productos de papeleríalibres de PVC.

A la hora de imprimir, procuraremos hacerlo por las dos caras ahorrando hasta un 50% del gasto de papel. Para los apuntes, aprovecharemos esos borradores, esas hojas impresas, que no se van a usar y que en otras épocas hubieran acabado en forma de bola dentro la papelera.

¿Tiene tu oficina una “estación de reciclaje”? ¿Es decir, están las basuras separadas por el tipo de desecho? Si no es así, este es un buen momento para tomar la iniciativa, ya que en la oficinas, a menudo, no sólo se gasta papel, también comemos, bebemos refrescos en latas, tomamos café en tazas desechables. Para estas situaciones, también podemos traer nuestra propia taza de casa. Si traemos comida, podemos utilizar tuppers o envoltorios reutilizables, y despedirnos así del papel de aluminio.

Si en nuestra oficina no tenemos una fuente o una máquina dispensadora de agua, y para beber nos vemos obligado a comprar un botellín de plástico de una máquina expendedora, también tenemos la opción de utilizar jarras con filtro de carbono o botellas reutilizables con filtro. Producir un botellín de plástico convencional tiene un coste energético muy superior al del uso del agua del grifo.

Si tenemos que hacer envíos, ya sean documentos, paquetes o cajas, debemos pensar en materiales reutilizables. Reciclemos aquellas cajas y sobres, que a menudo están en buen estado. Tan sólo hemos de tapar el antiguo remitente y el destinatario con una etiqueta con los nuevos datos. Ésta es una forma sencilla y económica de realizar envíos al mismo tiempo que evitamos el consecuente desperdicio.

A continuación, podemos examinar cómo es la ambientaciónde nuestra oficina. Las persianas y las cortinas son necesarias ya que regulan la diferencia de temperatura entre el exterior y el interior. Cuando hace frío,  hemos de mantener las persianas abiertas para recibir la mayor cantidad de sol posible y cuando haga calor, conviene tenerlas bajadas. Así, ahorraremos considerablemente el uso y consumo anual de los aires acondicionados y calefacciones.

También podemos poner plantas, puesto que no sólo sirven de decoración. Entre otras, facilitan la oxigenación del aire y crean mucho más “armonía” en el ambiente de trabajo. Además, son de fácil cuidado y lo único que necesitan es un poco de agua y sol diariamente.

Uno de los principios básicos para el ahorro de la energía es apagar las luces y los dispositivos electrónicos que no usamos. A esto, no nos olvidemos de las luces de paso encendidas en pasillos o baños. Si en nuestra empresa aún no han hecho el cambio de bombillas a bajo consumo, casi que ésta puede ser nuestra primera propuesta. Recordemos que las bombillas de bajo consumo duran unas 10 veces más que los convencionales y consumen 75% menos energía.

En cuanto al uso de ordenadores y otros aparatos electrónicos (como impresoras, televisores, reproductores de DVD y música, cargadores de teléfonos móviles, etc), debemos recordar que cuando nos levantemos de la mesa para regresar al cabo de un rato, como cuando vamos a comer por ejemplo, conviene poner en estado de “hibernación”  o “power save”, así como al marcharnos a casa al final de la jornada, los apagaremos completamente. En el caso de todos aquellos dispositivos con pilotos encendidos, (las lucecitas rojas o verdes), los desenchufaremos puesto que siguen gastando inútilmente electricidad.

Otro consejo a tener en cuenta es asegurarnos que nuestro ordenador tiene suficiente espacio alrededor para que pueda circular el aire y así ahorremos energía. La ventilación de los ordenadores está relacionada con su funcionamiento y consumo energético. Si te interesa especialmente este punto, puedes echar un vistazo en un post que publicamos recientemente sobre el ahorro de electricidad en el hogar.

Si bien puede ser que muchos de estos consejos no dependan directamente de tu voluntad debido a tu posición en la empresa, te animamos a que tomes la iniciativa de comentarlo con tus compañeros de trabajo y proponerlos a vuestros jefes. Como ya comentábamos al principio de este post, los beneficios se traducen en un ahorro energético y económico de la empresa, en bienestar y salud de todos los trabajadores y una ayuda al medio ambiente.

Más información en:

www.ecofriend.com


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.