Tu tienda de productos Ecológicos, Bio, Comercio Justo y Local

0

Tu carrito está vacío

La marsopa que nada hacia su extinción

febrero 17, 2015

vaca marina

Es como un delfín, pero no es un delfín. Es más pequeño, tiene manchas en forma de círculo de color negro en sus ojos y boca, y por esa razón es conocido también como "panda del mar". No es un delfín, pero se le parece, y no es un panda, pero también está en peligro de extinción. Reside en el  Alto Golfo de California y es aquí donde vive una de las especies marinas más bonitas y nobles de México: la vaquita marina.

En la actualidad se habla de ella, y si no se hace, se debería hablar, ya que va en camino de convertirse en el segundo cetáceo en extinguirse debido a causas humanas (el primero fue Beiji o el delfín chino de río ). Actualmente, no quedan más de 97 marsopas de esta especie, y la principal causa de su repentina desaparición es la pesca destructiva por el uso indiscriminado de las redes de arrastre y la falta de control por las autoridades Mexicanas. Si no se toma acción, la vaquita podría extinguirse dentro de 3 años.

Es por eso que hoy la vaquita no es solo un motivo de preocupación, sino también de acción para organizaciones de defensa del medio ambiente como Greenpeace, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), Defenders of Wildlife y Teyeliz entre otras, que se han movilizado para hacer un llamado al gobierno mexicano para que emita medidas para proteger a la especie, y que con estas mismas medidas se consideren alternativas de desarrollo para las comunidades locales afectadas por dichas acciones.

Así, hay una propuesta elaborada por parte de Greenpeace Mexico que cuenta con unos puntos que se deberían implementar para proteger la supervivenciade la especie.

El panorama, no deja de ser complejo, pues si se suprimiera de manera indefinida todo tipo de pesca, que es una de los puntos de la propuesta, la población local se vería directamente afectada, sin embargo, hay motivos para ser optimistas, ya que el gobierno federal, organizaciones locales e internacionales, científicos y académicos, están de acuerdo en cuanto a que la vaquita debe ser salvada, pero no olvidan a las comunidades tampoco.

Este consenso se ha traducido ya en acciones. Hace unas semanas la Secretaría de Marina y Recursos Naturales (SEMARNAT) y la Secretaría de Agricultura Pesca y Ganadería (SAGARPA) presentaron un anteproyecto para suspender la pesca mediante el uso de redes de enmalle, cimbras y/o palangres en el norte de California. Esta propuesta establece una prohibición de 2 años para la pesca mediante técnicas que afecten la supervivencia de la vaquita marina en toda su área de distribución, unos 5 mil kilómetros cuadrados. Al mismo tiempo, se prevé una compensación de 540 millones de pesos anuales para los pescadores afectados por estas medidas.

Pero  la vaquita aún no está salvada por completo, y necesita de defensores para que la vaquita pueda hacerse oir.

Así, visitando la página web de Greenpeace Mx, Salvemos a la vaquita marina, puedes hacerte defensor de las vaquitas y proteger su especie con tu firma


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.