Tu tienda de productos Ecológicos, Bio, Comercio Justo y Local

0

Tu carrito está vacío

Ríndete al Tencel

marzo 27, 2019

Ríndete al Tencel

Excepcionalmente suave, de tacto muy sedoso, gran ligereza, agradable y envolvente. Eso es lo primero que aprecias al tocar una prenda de Tencel. Cuando te la pones, la comodidad es extraordinaria y duradera, y la caída del tejido es tan favorecedora que no querrás quitarte la prenda.

El Lyocell, conocido como Tencel, es una fibra sintética 100% natural y ecológica. Se trata de un material que se obtiene de la celulosa de la pulpa de la madera del eucalipto. Su elaboración se hace mediante un proceso ecológico y ambientalmente responsable y es un tejido totalmente biodegradable y su producción es un ciclo cerrado en el que se reutilizan o reciclan casi la totalidad de los disolventes (de origen orgánico) utilizados.

Como decíamos, se trata de una fibra muy sostenible al estar hecha únicamente con una sustancia química natural, que se reutiliza constantemente, lo que minimiza el impacto sobre el medio ambiente. Los árboles necesarios para su fabricación son cultivados y provienen de bosques certificados por su gestión sostenible; y su producción es corta, ya que se tarda alrededor de dos horas y media desde el corte de la madera hasta el cardado. Por lo tanto, en comparación con la producción de otras fibras artificiales, utiliza menos agua y energía.

El tejido, además, cuenta con numerosas virtudes: sus fibras son lisas, elásticas y muy resistentes, por lo que suelen tener una vida útil larga. Es antibacteriano gracias a su propiedad de control de la humedad.

De hecho, posee un impresionante poder de absorción -mucho mayor que la del algodón-; absorbe la humedad relativa en función de la temperatura de la piel asegurando siempre la comodidad y frescura de quien la viste o utiliza. Sus calidades térmicas lo convierten en un tejido perfecto tanto en inverno como en verano. Y también en una tela idónea para personas con problemas de sudoración y para pieles sensibles, ya que no produce irritaciones ni alergias.

También es extremadamente resistente a los ácaros y a las bacterias. Además, el moho y los malos olores en general no persisten debido a la carencia de la humedad en sus fibras.

 

¿Quieres más motivos para enamórate del Tencel? Se puede lavar a máquina, se arruga poco, no se encoge y tiene una excelente caída, por lo que sienta genial. Pasa por Olokuti a descubrirlo.

Imágenes: Skunkfunk. Armedangels. Froy & Dind. Unsplah.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.