Tu tienda de productos Ecológicos, Bio, Comercio Justo y Local

0

Tu carrito está vacío

Santuarios de Ballenas, una opción para proteger una especie en peligro

junio 15, 2012

salva ballenas

Cero caza de ballenas es una campaña coordinada por el Centro de Conservación  Cetacea desde el 2008, quienes han conseguido que la Presidenta de Chile, en ese entonces, Michelle Bachelet, promulgara el 15 de octubre del 2008 la Ley de Protección a los Cetáceos, públicamente conocida como Santuario de Ballenas.

Actualmente existen dos santuarios de ballenas creados por la CBI.  Estos están localizados en el Océano Indico y el Océano Austral respectivamente. El primero fue promovido por el gobierno de las islas Seychelles, en 1979. El segundo, propuesto por el gobierno de Francia, fue establecido en 1994.  Ambos santuarios abarcan una área de protección de varios millones de kilómetros cuadrados.

Sin embargo han pasado casi veinte años desde la creación del último santuario de ballenas. Nuevas y crecientes amenazas ambientales y sanitarias, a las que se suma una agresiva política de las naciones balleneras para reanudar la caza comercial de ballenas a gran escala en aguas internacionales hacen más necesario que nunca el establecimiento de nuevas áreas de protecciónpara los cetáceos en aguas internacionales.

Adicionalmente todos los avances alcanzados en materia de investigación no letal y turismo de avistaje de cetáceos en América Latina y el Caribe se ven amenazados constantemente por la creciente presión de Japón y otras naciones balleneras para reanudar la ballenería industrial en las aguas de nuestra región. Por lo tanto, la creación del santuario de ballenas del Atlántico Sur es clave para garantizar lasostenibilidad a largo plazo de actividades científicas y productivas relacionadas al uso no letal de cetáceos en la cuenca del Atlántico Sur.

A pesar de las sólidas justificaciones científicas, legales y económicas que justifican la creación del santuario de ballenas del Atlántico Sur, tras una década de presentación de la propuesta por parte de Argentina y Brasil, la oposición político ideológica de las naciones balleneras han impedido su creación. En particular, la implementación de una corrupta política de “compra de votos” de Japón en la CBI ha impedido alcanzar los tres cuartos de la votación requerida para la adopción de la propuesta.

A pesar de los esfuerzos y dinero invertido por el gobierno de Japón para detener la adopción del Santuario de Ballenas del Atlántico Sur, el apoyo a la propuesta ha incrementado sistemáticamente durante los años que ha sido presentada a votación.

Tras un receso de tres años producto del fracasado proceso de negociación de la CBI - que intentó eliminar la moratoria sobre la caza comercial de ballenas y legitimar la matanza de ballenas en los santuarios de ballenas - Brasil y Argentina volvieron a presentar la propuesta a votación durante la pasada reunión de la CBI (Gran Bretaña, Junio 2011).

Un gran escándalo de corrupción en 2010, a lo que se sumó una grave crisis económica y el triple desastre ocurrido en marzo de 2011 en Japón (terremoto, tsunami y crisis nuclear en Fukushima) resultó en la presencia de un menor número de países asociados a la “compra de votos” de Japón en la CBI. Esto generó una oportunidad histórica para concretar su creación después de una década de presentarse por primera vez la propuesta.

Sin embargo las naciones balleneras, bajo el liderazgo de Japón, sabotearon la reunión con el único propósito de evitar la votación del santuario de ballenas del Atlántico Sur. Como resultado, la votación quedó suspendida hasta la próxima reunión de la CBI en Panamá en 2012, acordándose que el primer punto de la agenda que será abordado por la Comisión (CBI) será la creación del Santuario de Ballenas del Atlántico Sur.

Por ello, es clave asegurar la participación con derecho a voto de todos los miembros del Grupo Buenos Aires durante la reunión de la CBI en Panamá con el fin de defender los intereses de América Latina y El Caribe, así como trabajar coordinadamente durante los meses previos a la reunión para implementar estrategias que bloqueen los intentos de las naciones balleneros de sabotear nuevamente la creación de esta importante área de protección para los cetáceos y los intereses de cientos de comunidades y millones de personas de nuestra región que se benefician directa o indirectamente del uso no letal de estos mamíferos marinos.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.