TU TIENDA DE PRODUCTOS ECOLÓGICOS, BIO, COMERCIO JUSTO Y LOCAL

0

Tu carrito está vacío

¿Un cambio de armario sostenible? Sí se puede

marzo 24, 2021

¿Un cambio de armario sostenible? Sí se puede

El cambio de temporada es un buen momento para organizar nuestro armario, ser conscientes de qué ropa, accesorios y complementos tenemos, qué necesitamos realmente y de qué podemos desprendernos sin problemas.
Aprovecha estos consejos para que este cambio de armario sea algo más que guardar la ropa de invierno y sacar la de primavera-verano; conviértelo en un acto más consciente y sostenible.
 
Lo conseguirás simplemente teniendo en cuenta estas cinco premisas:

Suprime. No es un secreto que la mayoría solemos tener muchísima más ropa de las que normalmente usamos. Además de no darle uso, ocupa un espacio considerable y dificulta el orden. Revisa y analiza toda la ropa que tengas y elimina aquellas prendas que lleves tiempo sin usar por los motivos que sean: ya no te gustan, pasaron de moda, te quedaron pequeñas, etc. Primer consejo, quédate solo con lo que realmente te guste y te haga feliz.

Regala, dona o reutiliza. Una vez hayas decidido de qué prendas vas a desprenderte, recuerda que aunque tú no las uses, todavía les queda vida y otras personas sí pueden hacerlo. Regálalas, dónalas, intercámbialas, incluso, si quieres, véndelas, de segunda mano. Que a ti no te sirvan no significa que no le sirvan a nadie más. Asimismo, si tienes ropa que está en mal estado siempre puedes depositarla en contenedores textiles o reutilizarla dándole otros usos. Es la mejor manera de alargarles la vida.

Orden y concierto. Una vez decidido qué te quedas. Atrévete a mezclar cosas diferentes –la moda tiene mucho de imaginación, juego y creatividad–, seguro que consigues nuevos looks con prendas que antes nunca había combinado. Prueba sin miedo y saca partido de las prendas que has elegido, esto hará que tu armario sea mucho más sostenible.
Igualmente, recuerda que, a la hora de ordenar el armario es aconsejable que todo esté visible y la ropa no quede amontonada una encima de otra o las perchas llenas. De ese modo echando un vistazo podrás saber dónde está todo.
 
Apuesta por lo mínimo. Aunque suene a tópico, ese conocido mantra de ‘menos es más’ nunca falla. Tenlo presente siempre que vayas a adquirir nuevas prendas. Es mejor pocas piezas de calidad excelente que un montón de ropa muy barata que acabará en la basura o el fondo del armario.
Una buena manera de evitar tentaciones y comprar más ropa de la que necesitas es hacerte una lista. Una vez hecho el cambio de armario; descartadas las prendas que no quieres y ordenada la ropa que te quedas, si echas en falta alguna prenda o te apetece mucho una pieza en concreto, apúntela y ve directa a comprar únicamente eso, evitarás adquirir cosas que no necesitas.

 

Consume consciente. No nos cansamos de repetir que la sostenibilidad pasa por ser consumidores responsables. Eso implica cierta reflexión antes del proceso de compra, algo que está reñido con el consumo compulsivo al que empuja la industria de la moda de usar y tirar. Pensar quién ha hecho esa prenda, en qué condiciones, dónde se ha hecho, con qué materiales se ha fabricado, cuál es la trazabilidad del producto… Es un ítem más a tener en cuenta a la hora de conseguir que nuestro armario sea cada vez más sostenible.

Fotos: Unsplah


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Suscríbete y disfruta de un 5% de descuento
¿Un cambio de armario sostenible? Sí se puede